Sol Kerzner 1935–2020: Visionario hotelero sudafricano deja una increíble marca en la industria del hospedaje mundial

LONDRES, 23 de marzo de 2020 /PRNewswire/ — Solomon (Sol) Kerzner, uno de los hoteleros más innovadores a nivel mundial, fundador del grupo de hoteles Southern Sun, Sun International y Kerzner International, ha fallecido a consecuencia del cáncer en la casa de la familia Kerzner, Leeukoppie Estate, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Siendo siempre un inconformista, Kerzner fue un titán de la industria de los hoteles y los resorts, redefiniendo la escala y espectro de los resorts de destinos integrales a nivel mundial. Tenía 84 años. 

 

Sol Kerzner

 

Hijo de inmigrantes rusos, Kerzner nació en Johannesburgo, Sudáfrica, en 1935. El hijo más joven de cuatro y único varón, Sol era un chico de clase trabajadora de un barrio complicado, pero creció hasta convertirse en uno de los empresarios más influyentes de Sudáfrica. Habiendo fundado dos de los grupos de hoteles más grandes del país – Southern Sun y Sun International – Kerzner conseguiría una prominencia internacional con unos resorts revolucionarios que ayudaron a transformar las industrias del turismo no solo en su país natal, sino también en Mauricio, las Maldivas, las Bahamas, Dubái y otros destinos internacionales relevantes. 

La complejidad y determinación pura del hombre solo tuvo como indicio el hecho de que a la edad de 12 años Sol tocó en la Johannesburg Symphony Orchestra mientras que, en el mismo año, se apuntó a boxeo – inicialmente por motivos de auto-defensa en el complicado barrio de Bez Valley donde creció y luego, como un deporte en serio. Casi no hace falta decir que, cuando se graduó en la University of the Witwatersrand en Contabilidad, Kerzner era el campeón del equipo universitario del peso welter.

Para alguien que vivió buena parte de su vida en el ojo público, Kerzner fue una persona sorprendentemente privada, y pese a que muchos de sus antiguos colegas y socios destacarán su importante espíritu y determinación de lucha, pocos conocían que Sol tenía también su parte sensible. 

La carrera de Kerzner dentro de la industria del hospedaje comenzó en el año 1962, cuando decidió salir de la profesión de contable y adquirió The Astra, un pequeño hotel situado en Durban, Sudáfrica. Kerzner transformó de forma rápida este establecimiento deteriorado en uno de los hoteles más populares de la zona, un éxito que encendió el apetito insaciable de Sol de cara a la innovación y demostración de una marca comercial ingeniosa que definiría sus 60 años de carrera. 

Con solo 26 años, Kerzner estaba convencido de que en Sudáfrica había una oportunidad para la oferta de hospedaje más avanzada en comparación de lo que existía en el país. En un momento en el que nadie pensaba que se podía hacer esto, el revolucionario proyecto de Kerzner era The Beverly Hills, Umhlanga Rocks, primer hotel de cinco estrellas disponible en toda Sudáfrica. Construido en una franja de la línea costera del Norte de Durban, de nuevo Kerzner desafió a todas las probabilidades y el hotel se convirtió en un gran éxito, consiguiendo que Sol dispusiera de la reputación de un destacado hotelero en Sudáfrica. Kerzner construyó el Elangeni Hotel de 450 habitaciones en la línea de playa de Durban, y después se asoció con las cerveceras de Sudáfrica para crear Southern Sun Hotels, que para el año 1983 ya realizaba operaciones en 30 hoteles de lujo que integraba más de 7.000 llaves. 

El logro más destacado y controvertido de Kerzner fue la creación de Sun City. Allí, en una zona al norte de Johannesburgo en la que no existían carreteras ni infraestructura, Sol imaginó y desplegó el proyecto de resort más ambicioso de toda África. Comenzando a trabajar en el año 1975, en los 10 años siguientes Kerzner creó cuatro hoteles, un lago artificial, dos campos de golf Gary Player y un centro de entretenimiento con un estadio cerrado de 6.000 asientos, en el que actuaron artistas de nivel mundial, incluyendo a Queen, Frank Sinatra, Liza Minelli, Shirley Bassey, además de grandes peleas por el título mundial y muchos otros eventos espectaculares. De nuevo, Kerzner desafió a los detractores para formar a los mejores trabajadores y poner en marcha Sun City en una base para nada racial. Incluso los periodistas extranjeros visitantes más cínicos se rindieron a encontrar muestras de racismo detrás de la operación de este gran resort.

Desde los primeros hoteles, Sol Kerzner se vio impulsado por un solo imperativo: el de ‘sorprender completamente al cliente’. Cuando buscaba localizaciones entorno a Durban, o después en Mauricio o las Bahamas, si Sol no se mostraba ‘sorprendido completamente’ por la localización, podría moverse y buscar otra franja de playa para construir el hotel y el resort. Los términos ‘el segundo mejor’ o ‘suficientemente bueno’ nunca fueron una opción para Kerzner, ni para los miles de personas que trabajaron para él, desde Bophuthatswana hasta Dubái, y esta extraña mezcla de creatividad y conocimiento de negocios abrumador sirvieron para que Sol consiguiera hacerse con una reputación y categoría de famoso en toda Sudáfrica.

En 1994, tras las primeras elecciones democráticas celebradas en Sudáfrica, a Kerzner se le preguntó por el nuevo presidente electo, Nelson Mandela, de cara a acordar la función VIP de la inauguración presidencial, a la que asistieron la mayor parte de los líderes mundiales y responsables de estado. Fue una ocasión especial, además de server para cementar la ocasión en lo que respecta a la relación cercana de Kerzner con las declaraciones del icono mundial que dijo en relación a Sol: «Él supone una diferencia allí a donde quiera que va. Sol, muchas gracias por haber conseguido cambiar nuestro mundo». La suya fue una Amistad auténtica que duró hasta el fallecimiento de Mandela en el año 2013. 

En el año 1994, Kerzner llevó a cabo su primera adquisición fuera de África — The Paradise Island Resort en las Bahamas. Allí, lanzó un destacado redesarrollo y proyecto de expansión, transformando esta propiedad en bancarrota en el derrochador Atlantis Resort, un resort revolucionario de 2.300 habitaciones que incluyó uno de los mayores hábitats creados por el hombre en todo el mundo, además del mayor casino del Caribe. Atlantis cuenta con una temática, historia coherente y leyenda mítica atractiva para los visitantes de todas las edades. Las ampliaciones posteriores de los hoteles Atlantis of The Cove y de The Reef añadieron 1.100 habitaciones más a la suma.

En esta época, Sol trabajaba muy de cerca junto a su hijo, Butch, al que había persuadido para pasar de una carrera destacada en finanzas empresariales para unirse a él en la compañía, que había pasado a denominarse Kerzner International. El ascenso de Sol y Butch como destacados hoteleros internacionales siguió, y en el año 1996 el dúo formado por el padre y el hijo construyeron el primer resort de casino en Estados Unidos — The Mohegan Sun — una propiedad que en la actualidad sigue siendo uno de los mayores complejos de juego y entretenimiento en Norteamérica. 

Reflejando los logros internacionales de Kerzner, Ian Douglas, amigo y empleado de las diferentes compañías de Kerzner durante 20 años, comentó: «Sol fue alguien que poseía la poco habitual combinación de ser un genio creativo, disponer de conocimientos financieros asombrosos y una energía increíble, algo que integraba en cada uno de los negocios que formaba parte. Nada de lo que él creó fue aburrido ni tuvo que perseguir el dinero. Él solo persiguió el éxito. Siempre fue un visionario, siempre buscó lo más grande, lo mayor, lo nuevo, lo diferente, y los proyectos más exactos y emocionantes en todo el mundo». 

Sol y Butch lanzaron One&Only Resorts, creando propiedades de lujo destacadas y revolucionarias en las Bahamas, México, Mauricio, las Maldivas, Sudáfrica y Dubái. Siendo auténtico con la naturaleza de Kerzner de ser un innovador y un perfeccionista, cada una de las propiedades de One&Only no fue solamente única en su diseño y ambiente, estableciendo un nuevo estándar dentro del espacio de los resorts de lujo casuales al ofrecer la mejor experiencia para invitados en cada uno de los aspectos posibles. 

En 2006, Butch Kerzner, que había asumido recientemente el cargo de consejero delegado de Kerzner International, murió trágicamente en un accidente de helicóptero cuando estaba buscando sitios en República Dominicana. Sol, que entonces era el presidente ejecutivo de Kerzner International, decidió Volver a ocupar el cargo de consejero delegado para seguir con el trabajo de la compañía y completar la labor en la que tanto él como Butch habían estado trabajando. 

Jeff Rubenstein, amigo de toda la vida, recuerda muy bien aquellos días complicados: «Sol creía que no importaba de dónde procedieras, si le echabas horas, tendrías éxito. Nunca utilizó las circunstancias o tragedias que experimentó en su vida como una excusa para los fallos. Si la tragedia era una carga para Sol, el trabajo duro era el antídoto, y siempre se repetía así mismo ‘simplemente hay que guardarlo'».

Kerzner procedió a la ampliación de la marca Atlantis a nivel mundial con el desarrollo de Atlantis, The Palm en Dubái. Este destino de resort de 1.500 millones de dólares y 1.500 habitaciones contó con el mayor acuario y parque acuático de Oriente Medio, outlets al por menor de lujo y restaurantes que contaban con prestigiosos chefs famosos a nivel internacional. Abriendo a finales del año 2008 con la mayor muestra de fuegos artificiales de todo el mundo, la impresionante fiesta de apertura consiguió el reconocimiento de los medios internacionales y atrajo la atención de los famosos y visitantes de todo el planeta. 

En 2009, Kerzner volvió a África para desarrollar el Mazagan Beach Resort de 500 habitaciones en Marruecos, abriendo además el One&Only Cape Town, situado en el famoso V&A Waterfront. En el periodo dedicado al lanzamiento del One&Only Cape Town, Kerzner explicó: «Recientemente he vuelto de Beverly Hills, y me ha encantado ver que aún quedan seis personas que estuvieron conmigo en 1964. Sigue siendo un hotel muy bueno. Creo que uno debe aceptar que con el tiempo experimentaremos buenos momentos y otros que no serán tan buenos. Pero si hecho la vista atrás y me pregunto qué hubiera cambiado y hecho diferente, no hay tanto. Pienso que he sido lo suficientemente afortunado de haber contado con una amplia experiencia de vida en muchas formas. Hasta ahora, para mí ha sido un viaje muy interesante. He pasado por momentos complicados y por buenos momentos, y por encima de todo estuvo la determinación para llevarlo a cabo. No puedo imaginarme hacer nada más, ha sido todo muy intenso. Cada uno de los días que he estado en el negocio ha sido un disfrute».

En diciembre de 2010, la pasión de Kerzner por el hospedaje fue reconocida en la lista del Queen’s Birthday Honors, con el premio de la insignia del Knight Commander de la Most Distinguished Order of St. Michael and St. George (KCMG). Sol nunca usó el título y siempre se mostró sorprendido y le hizo gracia cuando la gente se dirigía a él ‘Sir Sol’.

En 2012, One&Only Group anunció proyectos en China, Australia y Montenegro, y al año siguiente desveló sus planes para el tercer Atlantis Resort en la Hainan Island de China. También se anunciaron las proposiciones para ampliar Atlantis, Dubái con 800 habitaciones adicionales y más de 230 apartamentos residenciales de lujo en el desarrollo de Royal Atlantis, con Sol liderando la planificación y diseño de estos nuevos proyectos para Kerzner International.

En 2014, Kerzner finalmente decidió salir de Kerzner International y jubilarse como presidente de la compañía. 

El impacto de Kerzner dentro de la industria internacional de los resorts no puede dejarse de lado. Desde su modesto arranque en la vida, la carrera de Sol abarcó seis décadas, estableciendo más de 80 propiedades de hotel y casino repartidas en más de una docena de países. La determinación, perseverancia e ingenio monumental de Kerzner han transformado completamente el espacio de resort de destino integrado, y su impacto en la industria se puede ver y sentir en todo el mundo. 

Pese a su categoría como celebridad internacional y las demandas de mantenimiento de una reputación de negocios enorme, Sol siempre ha sido una persona muy centrada en la familia. Andrea, su hija, destacó: «Mi padre siempre nos enseñó los valores de la familia — sin importar lo ocupado que estuviera, siempre tenía tiempo para nosotros, su familia. Siempre cogía una llamada de cualquiera de nosotros en mitad de una reunión importante o de un vuelo a mitad de camino en cualquier parte del mundo para ir a la fiesta de cumpleaños de alguno de sus nietos. Para papa, su familiar lo era todo, su alegría». 

Sol deja a sus hijos Andrea, Beverley, Brandon y Chantal y a diez nietos. Su hijo mayor, Howard ‘Butch’ Kerzner, falleció en el año 2006.

Sol Kerzner será enterrado en un funeral privado y pequeño al que solo asistirán sus familiares más cercanos. 

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1136339/Nelson_Mandela__Sol_Kerzner.jpg   
Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1136340/Sol_Kerzner.jpg 

 

Nelson Mandela and Sol Kerzner (OneOnly Cape Town Launch)

 

Si desea más información y conocer más contacte con: 
Nicole Felix, The Phoenix Partnership 
E-mail: [email protected] 
Teléfono: +27-82-733-8696